Club Unión a principios del ´60

Los Micheloud estamos ligados al deporte desde hace años, jajaja, bueno no es tan así, pero tampoco estamos tan alejados. Carina jugó en su juventud al Voley y hoy en día sus hijos se dedican al Hockey Gisel, Jésica y Emanuel Longoni. Por mi parte mi hijo Ezequiel, practicó muchos años Basket en Alma Juniors (el padre y el abuelo eran de Almagro).

Les voy a mostrar unas fotos sociales de mis padres cuando aún eran novios en los jardines del Club Unión. No reconocí a todos, pero se acepta ayuda, está Doña Ñata Canesini, sus hijos Rene y  Tere, mis tíos Emir y Elda Schnell, mi mamá y Uds. acerquen los demás nombres.

Anuncios
Published in: on septiembre 29, 2008 at 6:49 pm  Dejar un comentario  
Tags:

Villa Roda, ayer y hoy

El Pic Nic de la Primavera este año no se desarrolló como en años anteriores, la veda alcohólica logró poner de moda otro lugar de encuentro: Villa Roda. Eso comentábamos y mis padres recordaron cuándo en sus años jóvenes RODA era la cita obligada.

Ante mi asombro comenzaron a buscar fotos y acá estan los jóvenes de la década del 60 disfrutando de Villa Roda. Si reconocen a los que están en las fotos agradecería que por medio de los comentarios los identifiquen.

Published in: on septiembre 28, 2008 at 10:28 pm  Dejar un comentario  
Tags:

No pretendas apagar con fuego un incendio, ni remediar con agua una inundación II

Días atrás les contaba sobre las inundaciones en mi barrio y hoy les muestro una foto que debe tener treinta años. En ella está Marcelo Sanchéz (Sancho, que ya falleció) y Omar (Colo) Dieser, hermano de Normita y Yoli y de los demás no tengo claro quienes son.

Para los que no leyeron el posteo anterior, les cuento que esa foto está tomada desde Avda. Córdoba y calle Italia (dos cuadras antes del Santa Catalina) y lo que se ve es desde ahí hacia el centro de la ciudad (solo a once cuadras de la plaza) y la anécdota era que Nene Bolzico tenía enfrente Vivero Yatay y hasta Janssen salía en canoa.

Década del ´70 y chicos en bicicleta sobre la actual Avda. Córdoba

Década del ´70 y chicos en bicicleta sobre la actual Avda. Córdoba

Published in: on septiembre 25, 2008 at 12:07 am  Dejar un comentario  

HAWAII

En charlas realizadas en TODAY entre Roberto, mi papá, y Cacho Ruscitti, surgió la idea de poner un comercio y el 27 de noviembre de 1969 abrió sus puertas pizzería HAWAII en el local de Sarmiento 2059, dónde anteriormente funcionaba la Tienda de Serafin Trod.

Ese edificio atesora muchas anécdotas e historias, propias y ajenas. En este momento les dejo unas fotos para que vuelvan en el tiempo y recuerden lindos momentos vividos.

Espero que por medio de comentarios compartan sus recuerdos.

Published in: on septiembre 19, 2008 at 9:10 pm  Dejar un comentario  
Tags:

Plaza San Martín

La plaza de mi querida ciudad, esa plaza que formó parte de mi infancia y que tenía el orgullo de ser una de las más bellas del país hoy no está tapizada de flores, ni el follaje de los árboles está tan verde.

La foto de al lado data de varios atrás y para volver a verla tan bella creo que pasaran muchos años.

Las imágenes que se encuentran abajo muestran el estado que tiene en la actualidad. Las ramas de los árboles se encuentran casi desnudas. Las veredas y los mismos árboles están tapizados de blanco y el olor es insoportable. Lamentablemente las aves que vienen a dormir todos los días la están destruyendo. Debemos encontrar una solución para devolverle los hermosos colores que tenía.

Published in: on septiembre 16, 2008 at 7:06 pm  Comments (1)  
Tags:

Tiendas

Comencé este blog sabiendo que a partir de los comentarios todos tenían la oportunidad de participar, de corregirme y de acercarme anécdotas o hechos para mí desconocidos.

Una esperancina me hizo llegar este fragmento de la historia, el cual agradezco y publico tal como ella lo envió, estas son las tiendas de Esperanza en el recuerdo de Norma:

 

“Estas son las que recuerdo, o me contaron que estuvieron:

ODILA, en calle San Martín, casi Lehman de Odila Pontón de Grenón, la madre de la Escribana Grenón de Bianchi. Trabajó alli Marta Defino de Chiconi

MODATEX  frente a la Royal, S. Martín y Castellanos, de la Flia Piaggio.

BON MARCHE, recientemente cerrada (tenía entrada por Belgrano y por Castellanos)

SAN LUIS, Belgrano esq. 25 de Mayo

LA LINDA LINDA, 25 de Mayo, fte a la plaza (ex empleados, luego crearon Modas King)

La Cooperativa Gral. de Consumos (hoy La Anónima) había un sector de tiendas, muy grande, trabajaban alli Farioli, Sisto, (éste luego, abrió una tienda en la esq. de San Martín y Castelli)

Trod, donde actualmente está, Sarmiento y Castelli, y tenía también un local al lado de la Municipalidad.

Su hermana Gladys, frente a la plaza.

Otra familia Trod, tenía una tienda en calle Moreno y L. y Planes.

Había otra tienda en calle Moreno esq. Cullen, donde ahora hay una casa de sanitarios, no recuerdo de que “baisano” era.

La familia Stessens supo tener una tienda frente a la actual terminal, Belgrano y Güemes

Casa Kern, en calle Castellanos entre Belgrano y Rivadavia, luego en calle Sarmiento, frente a la Biblioteca Popular.

Casa Aquere, San Martín casi A. Aufranc.

Modas Nelvi, de la hermanas Brega en Avda. Los Colonizadores entre Rivadavia y Belgrano, y se trasladaron a su local propio frente a la plaza, hasta no hace mucho tiempo.

Casa Vionnet, histórica casa, tenía también su sector de tienda. Después, Megevand, Acastello y Gross, ex empleados,tuvieron por años Grandes Tiendas Ciudad de Esperanza, en una parte de la ex casa Vionnet. Creo que actualmente la Sra. de Accastello tiene una boutique, más cerca de la esquina de A. Castelllanos.

Casa Delfas, en Castellanos y Sarmiento, de la Sra. Delfas Ghelfi de Copponi.

 

En tiempos remotos, contó mi mamá, había una tienda en la esquina de Rivadavia y A. Aufranc, de un señor Cadoche, pero yo no la conocí.

 

La familia Barengo (padres de Minucha Barengo de Goddio) tuvieron “La Reina”, primero en Sarmiento esquina Pueyrredón, al lado de Bombonería Roma (otro tema, las confiterías!!!), y luego en la esquina de la plaza, Sarmiento y 25 de Mayo, donde luego estuvo TODAY.

Me parece, pasaron por otro local frente a la plaza, pero se me pianta la memoria… pero creo que era más bien mercería y botonería. Era muy surtida, y muy bien atendida por los dueños y una empleada, que luego pasó a Kapote, donde se jubiló.”

Published in: on septiembre 16, 2008 at 6:52 am  Dejar un comentario  

Fiebre de sábado por la noche I

Es sábado a la noche, fui un rato a casa de mis viejos de dónde debí volver rápido porque mis hijos me reclamaban, el mayor necesitaba el auto, el del medio salía con sus amigos y el más chiquito estaba durmiendo, así que había que cuidarlo.

Pero antes de regresar a casa les conté a mis padres sobre el blog, ellos no tienen PC, así que les imprimí algunos comentarios y mails que recibí, se emocionaron mucho yo pude traer información sobre las confiterías bailables de Esperanza.

La primera confitería bailable en la ciudad funcionó a fines de los 60 y fue TODAY propiedad del santafesino Cacho Ruscitti, estaba donde hoy está LA OCHAVA, el terreno que se encontraba al norte no tenía construcciones en esos años.

Pese a solo tener poco más de cuatro décadas debo reconocer que yo era una de las concurrentes a ese antro de perdición que se había instalado en la tranquila ciudad de Esperanza. Papá trabajaba durante la semana en El Esperancino (otro día les cuento más) y los sábados era barman de Today, en la planta superior vivían los dueños del local: Chichi Leonardi (hermana de los conocidos sastres) y Antonio Rubio, ambos eran los padres de PILI RUBIO quien está ligado al ambiente artístico español y de Leonor Rubio, Pirucha. Como podrán comprobar desde chica solía frecuentar confiterías bailables y cometer sacrilegio como decían las monjas en esa época.

Según los comentarios de Roberto años después intentaron abrir otras confiterías bailables, entre ellas: MOVAHO, SKORPIO, CINTYA y la memoria falló.

MOVAHO, solo para parejas, estaba sobre ruta 70 al este en la casa de dos plantas que en esa época era la única y hoy quedó entre la casa de Butarrelli y una casita alpina.

SKORPIO estaba ubicada cerca de la actual terminal de ómnibus y CINTYA dónde anteriormente estaba la tienda San Luis y posteriormente los de mi edad recordamos a la MUNICH, Belgrano y 25 de mayo, frente al banco Provincia.

Posteriormente los hermanos García abrieron la popular PITOKE, a esa también fui, pero con unos años más. No pudimos ubicarnos con mis viejos en el tiempo, yo he ido a principios de los 80 en contadas oportunidades a bailar ahí. Recuerdo que debíamos tener cuidado con los escalones, entre la poca luz existente y los escalones era difícil caminar ahí con tacos.

Me recuerda una amiga que había dos pistas y un reservado. Estaba ubicada en donde hoy está GANGA´S

En el año ochenta y tres los alumnos de cuarto año del Colegio San José le organizamos a los que terminaban quinto año la despedida en PITOKE. No disponíamos de mucho dinero y los habíamos invitado a todos a la plaza, allí los buscamos con un tractor con acoplado y la camioneta del entonces RRPP Bicho Piropan.

A principios de la década del ochenta abrió sus puertas JIMMY´S y los adolescentes de esos años éramos asiduos concurrentes, nos sentíamos muy cómodos y el ambiente era agradable. Estaba ubicada frente a plaza San Martín, al lado del Club Social.

Es muy tarde, las neuronas funcionan muy lentas, tendremos un segundo capítulo.

Published in: on septiembre 14, 2008 at 2:21 am  Dejar un comentario  

No pretendas apagar con fuego un incendio, ni remediar con agua una inundación

Alguien en un comentario puso si recordábamos cuando no nos tapaba el agua, y vinieron a mi mente muchos recuerdos de mi barrio, el oeste. Mis padres viven hace años, desde antes que nazca yo, en la esquina de calle Italia y Avenida Córdoba, frente a ellos estaba el vivero Yatay del Nene Bolzico (donde hoy está CARNAVE). Siempre cuenta mi madre que cuando yo era chica caían unas gotas y se inundaba todo, a veces salían en canoa con el Nene hasta la esquina de Lorezón, para los que no saben, en Janssen y Córdoba funciona la despensa y al lado está el bar.

Los de la avenida hacia el centro saben mejor que yo lo que son las inundaciones, es impresionante el agua que se junta apenas caen unas gotas en la esquina de Arena. Aunque hay que aclarar que no es el único lugar del barrio que se inunda, la calle Janssen en su intersección con Lehmann es imposible transitar luego de cualquier pequeña caída de agua, continuando el recorrido y llegando a calle 3 de febrero tenemos otro pequeño lago.

Sin ir muy lejos, en la esquina de mi casa, J. J. Paso y Castelli y en la de J. J. Paso y Güemes la acumulación de agua es considerable, no olvidemos que estas calles se pavimentaron unos quince años atrás, pero los viejos habitantes del barrio recuerdan que acá había una laguna.

Me olvidaba de la calle 9 de julio con su intercepción con Rivadavia, hay fotos de principio del siglo XX donde solo se ve agua.

Me imagino que todos recordarán cuando el centro de la ciudad se inundó, que el agua había llegado hasta los escalones de la sede del API. Esa vez se había caído creo que un ombú en el zanjón al norte.

De las últimas inundaciones voy a escribir en otro momento, es un tema que generó muchas heridas y no considero justo tocarlo en este momento. Este blog surgió para sacar los más lindo que tenemos los esperancinos y por las visitas y comentarios que tiene creo que esta cumpliendo el cometido.

Published in: on septiembre 11, 2008 at 12:09 am  Dejar un comentario  

No hay dos sin tres

Fuente de la Plaza San Martín, agradezco al que  sacó la foto, yo solo la busque en Internet.

Sé que bañarse en la pileta de la plaza está PROHIBIDO, pero les aseguro que nunca me metí sola, la primera me caí, la segunda me tiraron y espero que nunca ocurra una tercera. Estos recuerdos volvieron a mi memoria gracias al comentario de Patricia Mónica.

De la primera vez solo recuerdo el frío, mi mamá cuenta que era chiquita, alguna vez lo fui, vestía una pollera larga (maxi) y chalequito de gamuza, remataba la vestimenta con botas de caña alta. Mi tía Negra, la hermana de papá, me llevó a dar una vuelta y vaya a saber Dios por que motivo, porque yo siempre fui una niña tranquila, me caí a la pileta.

Dicen que me envolvieron con los manteles y me dejaron cerca del horno para que me secara y calentara.

De la segunda vez, la cual prefería no recordar, les puedo contar que eran los últimos días de clase del año 1984, cursábamos quinto año en mi querido Colegio San José. Teníamos un par de horas libres y con autorización nos dirigimos todos a la plaza. Todos es una forma de decir, en el grupo había cuatro chicas, pero la única que siempre iba a todas partes con los varones era yo. Suena feo, pero era así. Yo recién había cumplido los diecisiete y mis compañeras tenían un par de años más que yo. Se imaginan, ellas tenían otros pensamientos y yo era una adolescente.

Llegamos a la plaza y los chicos decidieron tirar al abanderado a la pileta, yo era solo una espectadora, y estaba cerca de las glorietas. Al rato escucho a Juan Carlos Debiaggi que propone tirarme a mí, no pude reaccionar, estaba rodeada de cuatro compañeros y tratando de sujetarme. Confieso que di pelea, pero fue inútil, en pocos segundos me habían sujetado de las extremidades y estaba volando por el aire rumbo a la pileta.

Era media mañana, la plaza estaba concurrida y las señoras que pasaban se reían de mi desgracia. Terminé tirada en la pileta con el uniforme del colegio: camisa, corbata y falda de sarga. Luego de salir de la pileta debíamos volver a clases, se imaginan, la pollera de sarga era una especie de esponja, más la apretaba, más agua chorreaba.

Fue una época hermosa, mis compañeros organizaban reuniones con las chicas de quinto año del Colegio del Huerto, eran todas mujeres, y siempre contaban con mi presencia. Se imaginan, yo era algo así como la hermana, pero tener tantos hermanos mayores no era fácil.

Published in: on septiembre 10, 2008 at 12:37 am  Dejar un comentario  

Día Nacional del Agricultor

El almanaque marca otro ocho de septiembre y un nudo se cierra en mi garganta, lejos quedaron en el tiempo las fiestas obligadas, si, dije bien: obligadas, mis padres debían trabajar y era una obligación ir a la pizzería.

De mis primeros años recuerdo el esfuerzo que hacía mi mamá para poder llevarnos a Carina y a mí un ratito a la plaza, comprarnos algo para dejarnos conforme y volver a cumplir con el trabajo, en esa época para nosotras todo era alegría y juegos.

Años después con mi hermana salíamos un rato a ver que había y perdernos entre la gente de todo el departamento, venían los colonos a festejar su día, era la salida anual obligada y para la que desde el mes anterior se preparaban comprando ropa y zapatos, ¡algo había que estrenar!

Con los años para mí la fiesta de Esperanza se transformó en una obligación, debíamos colaborar con el trabajo que generaba la fiesta: lavar y secar platos, ayudar en todo lo que hiciere falta para que la gente este bien atendida. Cuando disponía de un descanso salía a la vereda a ver que había, era fascinante ver tanta gente en la plaza, incluso en ocasiones que los actos centrales se trasladaron a otro lugar la plaza estaba siempre llena.

Durante años no pude ver los números musicales, salvo cuando diecinueve años atrás actuó León Gieco, estaba embarazada y no hubiese servido de ayuda, además creo que fue una de las pocas oportunidades que mi marido no estaba de turno. Olvide otra fiesta, la que tuvimos que pasar en el sanatorio porque yo estaba internada, fue horrible, escuchar la música y estar ahí encerrada.

Recuerdo que me escapaba un rato del trabajo para observar alguno de los números centrales y humoristicos: León Gieco, Valeria Linch, Patricia Sosa, Sergio Denis, Soledad Pastoruti, Los Nocheros, Los Palmeras, Los mariachis, Juan Carlos Baglieto, Jairo, Hugo Varela, el mudo Esperanza, Carlos Sánchez, etc.

Anoche fui un rato a la plaza, la fiesta de Esperanza es una obligación y el frío no nos puede detener. Confieso que desde que no esta más Hawaii en la plaza para mí la fiesta no es la misma, pero anoche era muy fría, además del frío climático existía un frío a nivel humano, la poca gente que estaba no se la veía alegre. Se podía caminar libremente por la plaza, nadie te chocaba, existían mesas vacías en los comercios, puestos y frente al palco. Además no existían altoparlantes en toda la plaza como en años anteriores, del lado oeste pasando la avenida no se escuchaba nada.

No se cual fue el error, para mi los de QV4 son excelentes humoristas, pero aparentemente la elección de Folklore fue un poco desatinada, no muchos tienen idea de quien es Chango Spasiuk, la promoción del ´84 del Colegio San José si, porque un ex compañero nuestro Jorge Suligoy fue en una época músico del Chango.

Pero pese a todo los jóvenes le pusieron onda y fueron a apoyar a todos sus amigos, tomar y comer algo en el kiosco de la Gregoria, del Secretariado, de la ex ENET, de la Normal, del San José o el Huerto. La consigna era ayudar a sus amigos para que a fin de año puedan cumplir su sueño, sea el viaje o llevar a sus familiares a la recepción. Espero que mañana los que puedan bailen al ritmo de los Caligaris.

Published in: on septiembre 8, 2008 at 2:01 am  Comments (9)  
Tags: