Carta abierta – Malvinas

Tiempo atrás leí esta CARTA ABIERTA y la guardé, creo que este es el mejor momento para publicarla y compartirla:

Ha fallecido el Dr. Omar Segado. No lo pudieron matar los ingleses, lo hizo su corazón. Cargado de quien sabe cuantas cosas, dejo de latir. Cansado tal vez del olvido, la desvalorización, y la desidia en reconocer su magnánimo esfuerzo en aquella gloriosa gesta.

Despido a un hombre héroe de Malvinas y a un querido familiar. Nunca fue un chico de la guerra, porque según me contó el mismo, en la guerra solo conoció a hombres que fueron a ofrecer lo más preciado, su vida, para defender los intereses de toda una Nación.

La “Civilización”, según el concepto de Sarmiento (ese conglomerado de intereses y admiradores de la Europa “culta”), que había a poyado hasta el mismo 2 de abril al General Galtieri,  entendió rápidamente que esa guerra había que perderla, no podíamos pelear con sus socios y aliados.

Por otro lado la “barbarie”, (esa contrapartida plebeya que despreció el mismo Sarmiento), llenó la plaza de Mayo para apoyar como propia esa patriada que iniciaron militares insomnes; ellos querían ganar la guerra. Latinoamérica en su conjunto –salvo lamentables excepciones- así lo entendió.

La derrota permitió que la “civilización” realizara su cometido y  así comenzó la oprobiosa tarea de desmalvinización. Vimos así menospreciada la gesta, minimizado el esfuerzo de los que lucharon y murieron en Malvinas, y por sobre todas las cosas, escuchamos mentir sobre lo actuado en el campo de batalla.

Hoy, para honrar el recuerdo de mi querido familiar malvinero, quiero –como él lo hizo en vida- reconocer a todos: oficiales, suboficiales y soldados que fueron a Malvinas, agradecerles su heroísmo y pedirles disculpas porque aunque lo intentamos desde el continente, no pudimos hacer que en las escuelas, los medios de comunicación, la universidad, el común de la gente entienda el significado de su sacrificio.

En su nombre, y como él lo hizo, quiero rescatar la otra historia, esa que cuenta que un glorioso 2 de abril, ellos en el frente de batalla y todo un pueblo en la plaza de mayo, entendieron y abrazaron la causa latinoamericana que en los albores de nuestra Nación habían pregonado San Martín y Bolívar, y supieron defender con su sangre los granaderos a caballos, los gauchos de Guemes, o los paisanos de  Echagüe y Mansilla en la Vuelta de Obligado.

Querido Omar: quiero que sepas que más allá de los jirones de vida que dejaste en Malvinas, tu prédica en favor de la gesta permanecerá en pie. Se que con el tiempo, la historia vendrá a restañar esas heridas y seguramente nuestra juventud tendrá un espejo de abnegación y heroísmo en el cual mirarse.
Que pese a la decadencia y chabacanería  que por momentos parece enseñorearse en la vida de los argentinos de la mano de tilingos instalados en la cotidianeidad, ejemplos como el tuyo y tus compañeros de Malvinas, pervivirán en la memoria profunda de nuestro pueblo.
“Sean eternos los laureles que supiste y supieron conseguir, coronados de gloria vivamos, o juremos con gloria morir”.

Ing Agustin Segado.
agustinsegado@live.com.ar

Anuncios
Published in: on febrero 28, 2010 at 5:51 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://esperanzaeneltiempo.wordpress.com/2010/02/28/carta-abierta-malvinas/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: